Fecha del encuentro: 24 – 26 mayo 2019

Del placer que encierra al placer de dar vida.

  • “El principio placer” una realidad que pide ser vivida con prudencia y audacia.

  • Entre el rechazo al placer y hacer de él un ídolo, todo un camino de sabiduría personal y social.

  • La necesidad de saber hacer del placer un lugar de crecimiento personal y social. Caminos posibles.

Jesús de Nazaret no fue un asceta sino un hombre con una gran capacidad para disfrutar del placer de vivir y ayudar a vivir.

Emma Martínez Ocaña

Traer ropa cómoda